Vencí.

Hay días en que todo lo que quieres está en la punta de tus dedos, y sólo si vences el miedo podrás llegar a tocarlo.

El problema llega cuando el miedo te puede, si las ganas que tienes de alcanzar la meta son enormes, pero sigue sin ser suficiente pese a ser increíble.

El problema llega si no puedo probar tus labios a pesar de las ganas locas que tiene mi mano de acariciar tu nuca.

El problema llega si mi mayor miedo es no tenerte cerca, y esa es la pena a pagar si todo sale mal.

Y a pesar de todo me fío de ti, de que volverás a llamar a la puerta si se nos cierra en la cara. Que te levantarás con más ganas si nos caemos juntos.

Me fío y confío, si algún día después de una pelea volvemos con los brazos abiertos porque no podemos estar lejos.

Y sé que me secarás las lágrimas aunque sea sin tocarme siempre que llore en tus brazos.

Y me fío de ti.

Porque sigues ahí, a pesar de todo, y necesito vencer al miedo, y dejar los ” y si..?” a un lado, que todo salga bien, y sentir que he ganado, aunque sé que ya he vencido por tenerte aquí a mi lado.

El miedo se esfuma, has llegado.

Y no tengo miedo a perder el tiempo contigo, porque sé que vale la pena.

Porque leí que lo que queda al final es el tiempo que pasamos con alguien, y yo quiero que quede nuestro tiempo, ya sea un suspiro o un “te quiero” eterno.

Me he quedado por tus ojeras, por tus manías… Me quedo por lo que hemos pasado, pero sobretodo por nuestra oportunidad.

Porque has llegado, y es la razón para seguir que a mi me sirve.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s